jueves, 15 de octubre de 2015

Entrevista a Irene Cruz "El inicio de todo trabajo artístico es una reflexión"


En Why On White hemos querido entrevistar a Irene Cruz, seleccionada por un jurado de profesionales del arte como la artista emergente con mayor proyección en los próximos años, para que nos contara cómo comenzó en la fotografía, cuales son sus rutinas de trabajo y cuáles son los temas que le inspiran a la hora de crear sus imágenes. Siempre encantadora, Irene ha respondido a todas nuestras preguntas en una bonita entrevista que seguro os interesará. 




Julio: Irene, muchas felicidades por tu elección como mejor artista emergente...

Irene: Mil gracias, la verdad es que aún no me lo acabo de creer. ¡Qué voy a decir, que estoy muy feliz!

Julio: Casi la mitad del jurado votó por ti, lo que pone de relieve el apoyo que recibe tu trabajo entre los profesionales del arte. ¿No te da un poco de vértigo?

Irene: Al contrario, me siento muy arropada y reconocida, y eso me da fuerzas y aún más ganas de seguir trabajando. 

Julio: ¿Siempre has querido ser artista?

Irene: No es que haya querido serlo, simplemente lo soy, y consecuentemente me dedico a ello. Creo que tener esta sensibilidad es la maldición más bonita del mundo. 

Julio: ¿Cuando apareció la fotografía?

Irene: Pues supongo que cuando mis padres me llevaban de pequeña a viajes largos sin más niños, y la forma de tenerme entretenida sin dar mucho la tabarra era cuando mis ojos descubrían el mundo a través de una cámara. 

Julio: ¿Por qué la fotografía? ¿Que tiene esta técnica que no tengan las demás?

Irene: Porque es un lenguaje que domino, porque empecé de niña, siempre he ido aprendiendo a sacar el mundo interior a través de mis imágenes, aún así,siempre he dibujado (y lo sigo haciendo), como parte de mi proceso creativo. Me interesa la fotografía especialmente, porque recoge a la perfección todas esas performances que son fruto de mis reflexiones en los escenarios que busco. 

Julio: La luz de tus fotografías es una de las características fundamentales de tu obra, una luz que, según tu misma, has encontrado en Berlín. ¿Qué tiene de especial la luz de Berlín?

Irene: Estoy completamente enamorada de la luz del norte, es la gran razón por la que viví en Suecia y más tarde me instalé en Alemania. Esta luz tenue y tamizada lo envuelve todo, y a la vez lo llena de misterio, me gusta el momento que hay entre el día y la noche, el puente que conecta los límites que no existen. Como dice una buena amiga mía: “La luz de Berlín es el Pantone Azul de las obras de Irene Cruz. “

Julio: Tus fotografías son un reflejo de tu experiencia vital y quizá por ello su producción  se convierten en una experiencia performática, ¿no es así?

Irene:  Exactamente, no lo podría haber descrito mejor. 

Julio: A pesar de ser tan joven, tu producción es muy abundante, es como si estuvieras trabajando todo el día. ¿Cuál es tu proceso de trabajo?

Irene: El inicio de todo trabajo artístico para mi es una reflexión, ésta conecta con algún tema, que hace que me pregunte sobre él. Me documento literariamente, leo, investigo, me quedo embobada pensando en ello y dándole vueltas (incluso en las situaciones más insospechadas); y comienzo el proceso creativo para explicar lo que me hace sentir mediante el lenguaje corporal. Para ello hago muchos dibujos. Busco un lugar en mi imaginario y continúo construyendo el escenario en mi cabeza. En Alemania es muy fácil encontrar lo que mi mente me sugiere. 

Y… sí, me paso trabajando todo el día. Ya no sé cuando es domingo. 

Julio: De todos tus proyectos, ¿cuál es con el que más te identificas?

Irene: Creo que siempre será: Inner Tales (2011), fue el comienzo, el gran regalo que me hice, el descubrimiento de mi camino, de mi luz, de mi atmósfera, de mi universo. Aquel día confluyeron muchas cosas, fue una revelación.

Julio: Háblame de tu colaboración con Juan Yuste, otro artista al que seguimos muy de cerca en WoW...

Irene: Juan es uno de mis artistas contemporáneos favoritos. Me encanta por su "multidisciplinariedad". Es el artista más completo que conozco, muy interesante. Trabajar con él en mi último fotolibro Lurra ha sido el re-descubrimiento de una persona con muchísimo que decir, con la que es fácil conectar y súper currante. Nuestro proyecto Lurra, en el que también colaboramos con la maravillosa ilustradora María JL Hierro, se plantea a modo de diario, de recuerdo cosas que se han soñado como si fueran ciertas y cosas que se han vivido como si se hubieran soñado. Lurra despierta desgarradoramente las ganas de vivir a la vez que el instinto de supervivencia, y así,  mirándose de arriba a bajo, se encuentran midiendo sus fuerzas silenciosa y secretamente. Ha sido una experiencia maravillosa colaborar con ambos, me han aportado tanta profundidad… 

Julio: Últimamente estas trabajando también con vídeo, ¿verdad?

Irene: Cada vez soy más consciente, como comentábamos antes, de que todo mi trabajo es como una gran performance. Mis imágenes nacen de una forma muy cinematográfica. Antes de hacerlas, se puede decir que tengo un guión, un story-board, de lo que va a pasar. Siempre hay una idea preconcebida, aunque nunca me cierro a la improvisación y a lo inesperado. De ahí todo ha evolucionado a preparar mis primeras videoinstalaciones, la primera la presenté en Berlín el 1/03/14. Me gusta el hecho de que el artista esté presente en su obra, la performance sigue siendo una parte del autorretrato, cuando nos autorretratamos, siempre estamos actuando. Por lo tanto mis fotografías, mis vídeos y mis instalaciones están siempre muy conectadas. 

Julio: ¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿En qué estas trabajando ahora mismo?

Irene: Ahora estoy trabajando en un lugar en Berlín llamado BLUB, en una serie que profundiza en el concepto “Ewige Wiederkunft “ (Eterno Retorno), en el que reflexiono en gran parte acerca de la filosofía de Friedrich Nietzsche cuando plantea que no sólo son los acontecimientos los que se repiten, sino también los pensamientos, sentimientos e ideas, vez tras vez, en una repetición infinita e incansable. Seguramente podréis ver algo de esto en Enero/Febrero. 

El pasado verano también inicié otro trabajo, que me llevará algún tiempo, meses, quizá años, sobre lo que lo natural, en el más amplio sentido de la palabra, pero para eso habrá que esperar algo más.

Julio: Pues muchas gracias por tu tiempo y enhorabuena una vez más.

Irene: Muchísimas gracias por todo tu apoyo y esta oportunidad. De veras que estoy muy contenta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada