lunes, 2 de febrero de 2015

Ren Hang (任航) convierte el sexo en arte a través de sus explícitas fotografías.


Hoy me gustaría mostraros un post que publiqué hace algunos meses en la web amiga Chinalati.com sobre el trabajo de un artista que siempre me ha llamado su atención no solo por su calidad, sino sobre todo por su valor a la hora de afrontar un tema tan polémico en China como es el sexo. 

La sociedad china es sumamente conservadora, hasta tal punto que el gobierno chino se gasta millones de dólares anuales en perseguir y censurar páginas web de contenido 'erótico' (aunque en sus ciudades prolifera el mercado negro de este material) y en este contexto es en el que trabaja Ren Hang (任航), un fotógrafo que pese a haber sido censurado en su país natal ha conseguido una gran proyección internacional.


Nacido en Chang Chun, provincia de Jilin en 1987, Ren Hang vive y trabaja en Beijing desde hace años. Con una cuidada puesta en escena, que choca con la aparente espontaneidad de sus fotografías, Ren Hang explora la sexualidad y el fetichismo de los jóvenes chinos criados ya en una sociedad capitalista.

Su obra es, en muchos casos, francamente explícita y más aún si tenemos en cuenta que como el propio artista dice 'me encanta tener sexo con los modelos a los que retrato. La mayoría de los cuales son amigos míos'. Mr Hang se centra en crear extrañas formas y expresiones capturadas por la cámara de manera exagerada y muchas veces absurda. Los cuerpos de los modelos en estas posturas extrañas acaban formando composiciones de un gran potencial que mezclan la crudeza con la candidez dejando a un lado las ataduras morales tan presentes todavía en el arte contemporáneo chino.

Ganador del 'Tercer Premio Anual Terna de Arte Contemporáneo' en 2010, su trabajo ha sido expuesto ampliamente en instituciones de reconocido prestigio de China como Three Shadows+3 Gallery de Beijing, la Power Station of Art de Shanghai o el Ullens Center for Comtemoprary Art también en Beijing. Pero donde, sin duda alguna, su trabajo ha suscitado un mayor interés ha sido en Occidente. Aquí su apuesta por una fotografía transgresora ha tenido amplia repercusión habiendo expuesto en el Oriental Museum de Estocolmo o el Groeninge Museum de Bélgica y participando de forma habitual en el Festival de Fotografía de Arles en Francia. Sin embargo su obsesión por mostrar el más crudo fetichismo de los jóvenes chinos ha hecho que su obra sea sistemáticamente prohibida por el gobierno, y esta continua censura de su obra ha hecho que el artista sea 'escéptico ante la esperanza de cualquier cambio'.

Este artículo fue publicado en octubre del 2014 en Chinalati.com
   


  




No hay comentarios:

Publicar un comentario