viernes, 10 de enero de 2014

Bill Viola [en diálogo]. Mezcla de emociones clásicas y modernas.

Bill Viola 'Silent Mountain' 2001
Mañana se inaugura la primera gran exposición de la temporada en Madrid y en esta ocasión tendrá lugar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 'Bill Viola [en diálogo]' es un proyecto en el que cuatro videoinstalaciones del artista dialogan con obras maestras de grandes artistas del barroco español como los óleos de José de Ribera, Alonso Cano, Zurbarán, El Greco y Goya o con la talla 'La Dolorosa' de Pedro de Mena. Con esta exposición el arte más actual llega por primera vez a la Real Academia y llena sus salas de emoción. Porque de eso trata esta exposición, de las emociones. Las emociones representadas por los grandes maestros del arte clásico y su reinterpretación por parte del que probablemente sea el artista estadounidense vivo más influyente.

Sin embargo, y como el propio comisario de la exposición, Jordi Teixidor, ha explicado en una abarrotada rueda de prensa, este diálogo "no es una apropiación, ya que son unos gestos apenas perceptibles" La idea, pues, no es crear una representación fidedigna "sino generar una emoción que se convierta en realidad"
Entre las obras de estos grandes clásico y las videoinstalaciones de Bill Viola no existe una relación formal, si no que se trata de captar de las emociones de los personajes para transmitir así una espiritualidad similar. "'La Dolorosa' de Juan de Mena no solo contiene un valor artístico sino que transmite un sentimiento espiritual, y esa espiritualidad se encuentra también en 'La Dolorosa' de Viola", comentó Teixidor. 
Sus videoinstalaciones, muy influenciadas por los grandes maestros del arte clásico, tratan sobre temas como la vida y la muerte, el sufrimiento y la felicidad o sobre el fuego y el agua como elementos regeneradores de vida. Todo ello dota a su trabajo de una gran espiritualidad. Estos maestros del arte clásico están bien representados en la Real Academia y es que, como el propio Bill Viola declaró en una conversación con el historiador del arte especialista en arte medieval Hans Belting en el año 2002 "Los viejos maestros eran justo un punto de partida. No me interesaba apropiarme de nada, ni volver a representarlo; quería meterme en el interior de esos cuadros, encarnarlos, habitarlos, sentirlos respirar.[…]"

En esta ocasión Viola hace doblete en Madrid ya que esta exposición coincide con la representación de "Tristan e Isolda" de Wagner que abre la programación del Teatro Real para el 2014, obra para la que Bill Viola ha realizado un vídeo de cuatro horas de duración en una monumental instalación que se ha presentado en operas tan prestigiosas como las de Nueva York, Los Angeles, Londres, Rotterdam,  Birmingham, o Toronto obeteniéndo un gran éxito.

La exposición, organizada por la Real Academia de Bellas Artes con el apoyo del Ministerio de Cultura y en conjunto con la Fundación Banco Sabadell y NF Galería estará abierta al público hasta el próximo 30 de marzo.

Bill Viola  'The Quintet of The Silent (III)' 2000

No hay comentarios:

Publicar un comentario