miércoles, 8 de mayo de 2013

1989 Avant-Garde Exhibition 前卫艺术展

Pocas veces una exposición marca tan profundamente la historia del arte como lo hizo la 1989 Avant-Garde Exhibition 前卫艺术展, en el Museo Nacional de Arte de Beijing. Y sin embargo, pocas exposiciones habrán durado tan poco tiempo, ya que 1989 Avant-Garde Exhibition fue clausurada a las pocas horas de su apertura por las autoridades chinas debido a dos disparos que se produjeron dentro de la misma unos minutos antes de la apertura oficial.

Muestra de su importancia es que aquella exposición acogió a la mayoría de los artistas chinos que influyen seriamente sobre el arte chino actual. El comisariado correspondió a varios jóvenes artistas y teóricos del arte como  Gao Minglu (高名潞) o Hou Hanru. Era ésta la primera vez que las autoridades culturales organizaban una gran exposición dedicada a artistas con un lenguaje que rompiera claramente con las tradiciones maoístas. De este modo, y al celebrarse la exposición en uno de los museos más importantes de China, estos artistas "rebeldes" recibían el que para muchos fue su primer reconocimiento oficial.

La exposición estaba formada por 297 obras de 186 artistas de vanguardia llegados de toda China continental. Artistas como Xu Bing (徐冰), Huang Yongping (黄永砯) o Wu Shanzhuan (吴山专) mostraron su obra en aquellas salas.


La clausura

Cuando apenas faltaba una hora para la apertura oficial de la exposición sonaron dos disparos en las salas del museo. Los artistas Xiao Lu y Tang Song habían disparado contra su propia obra 'Diálogo'. La obra era una instalación compuesta por dos cabinas de teléfono unidas por un espejo frente al que se encontraba un auricular descolgado. Dentro de las cabinas había dos fotografías a tamaño real de un hombre y una mujer que daban la espalda al espectador. Resultado de todo ello fue la performance titulada 'Dos disparos efectuados a la instalación Dialogo' cuyo significado fue entendido como un síntoma de la rabia acumulada por aquella generación de artistas.

Tang Song fue arrestado y Xiao Lu se entregó al día siguiente a las autoridades, aunque fueron puestos en libertad tras tres días de arresto al conocerse que ambos eran hijos de importantes oficiales del gobierno.

Como resultado de todo ello, la exposición fue cerrada a las pocas horas de su inauguración y aunque reabierta y cerrada en varias ocasiones durante los días siguientes, terminó siendo clausurada de forma definitiva dos semanas después.



El legado

Pero la verdadera importancia de esta breve exposición está en haber sido el punto de inflexión en el arte contemporáneo chino y haberlo convertido en lo que es hoy día, influyendo de manera primordial en los artistas chinos de la década de los noventa.

La situación política de china en los últimos años de la década de los 80 era delicadísima. Los cambios llevados a cabo por Deng Xiaoping (el padre de la China moderna) habían supuesto un salto espectacular en materia económica, pero no tanto así en materia política. Los jóvenes universitarios chinos no sólo anhelaban mejoras en su calidad de vida, sino también mayor libertad a la hora de expresar sus opiniones. Toda esa tensión acumulada por aquellos jóvenes terminó estallando en las manifestaciones prodemocráticas de la plaza de Tiananmen. Manifestaciones que como bien es conocido, terminaron de forma trágica.

1989 Avant-Garde Exhibition tuvo lugar tan solo unos días antes del estallido de aquellas manifestaciones y es concebida como el arranque de las protestas por parte de la comunidad artística. De hecho el propio subtitulo de la exposición  'No U-Turn', algo así como "no hay retorno" y que no es más que el símbolo de una señal de tráfico, refleja este carácter rompedor e incluso contestatario de aquellos jóvenes artistas.

De este modo 1989 Avant-Garde Exhibition se convirtió en un choque con las actitudes más idealistas, tanto en el arte como en la sociedad china, lo que produjo los famosísimos movimientos artísticos posteriores como el 'Pop Político' y el 'Realismo Cínico'. Pero fue mucho más que eso, fue el auténtico pistoletazo de salida del arte chino más actual y más contestatario. Nunca mejor dicho.

Xu Bing 'Book from the sky' 1987-1989

No hay comentarios:

Publicar un comentario