miércoles, 28 de noviembre de 2012

影像艺术 El videoarte y la experimentación multimedia en China.

Tattoo, 1994, Qiu Zhijie
Si para los españoles el arte chino contemporáneo es el gran desconocido, el videoarte asiático todavía lo es más. Sin embargo el videoarte, así como la fotografía, es fundamental no solo para entender las formas de expresión artísticas chinas, sino también para comprender la transformación social y económica de las últimas décadas en el gigante asiático. Hoy esta disciplina no es solo una forma de expresión artística, sino muchas veces también documental. Ya que, de hecho, el cambio económico y social es lo que ha permitido que en China se introdujeran las novedades técnicas que han dado lugar al videoarte actual.

Para entender la experimentación multimedia en China primero hay que tener presente que esta disciplina arrancó en el país a finales de los 80, cuando en occidente llevamos décadas utilizándola como forma de expresión artística. El desarrollo del videoarte en los años 90 se debió a la introducción en el país asiático de las nuevas tecnologías. No solo porque se produce la llegada de los últimos avances tecnológicos sino debido a su abaratamiento, lo que posibilitó el acceso de los jóvenes artistas chinos a una nueva forma de expresión artística. A consecuencia de ello, el autoaprendizaje y las técnicas rudimentarias se convirtieron en las principales características de los primeros tiempos del videoarte en China.

'Constant blow up' 2000 Zhang Peili
Por otra parte, al tratarse de una disciplina radicalmente nueva, el videoarte tuvo la ventaja con respecto al resto de técnicas de no encontrarse condicionado a la tradición cultural del país y poder realizar propuestas completamente originales y diferentes. 

La andadura del videoarte comenzó con los dos grandes del género que se lanzaron a este reto utilizando rudimentarias cámaras fijas. Por un lado Zhang Peili (张培力), el llamado 'padre del videoarte chino', caracterizado por mostrar un gran interés por el detalle y los pequeños procesos cotidianos. Su obra, más allá de la tradición china, busca una universalidad en sus conceptos, ideas que pueden ser interpretadas por todo tipo de público y en la que la interacción entre el espectador y la obra es fundamental. Sin embargo en los últimos años sus obras girado hacia una reinterpretación de las antiguas películas de propaganda del régimen maoísta utilizando para ello un fino sentido del humor.

Por otro lado los trabajos de Wang Gongxin (王功新) reflejaron una fuerte influencia de los dos grandes mundiales de esta categoría, Bill Viola y Bruce Nauman. Gongxin vive a caballo entre Beijing y New York, y en su obra siempre se ha observado su interés por la influencia del arte occidental sobre el arte chino.

De la misma generación que Zhang Peili y Wang Gongxin es otro de los grandes artistas que trabajan con vídeo, Qiu Zhijie (邱志杰). Su trabajo es una mezcla de caligrafía tradicional china con procesos multimedia, lo que el denomina 'calli-photo-graphy' y su temática se centra entre el destino y la autoafirmación, la fragmentación social y la transitoriedad.

Relating-it's about 'Ya', 2010 Wang Gongxin
En la segunda mitad de la década de los 90, los artistas chinos dejaron de experimentar con el formato en sí mismo y pasaron a tener una actitud más narrativa. Siguiendo los pasos del videoarte en la cultura occidental introdujeron nuevos efectos visuales como por ejemplo dotar de movimiento a la cámara.

Ésta fue la época de la introducción del arte chino en el mercado internacional y la organización de grandes exposiciones dedicadas al arte multimedia en China. Así, por ejemplo, Zhang Peili, organizó una gran exposición sobre videoarte chino en Hangzhou, ciudad donde él mismo reside y trabaja como profesor, aún a día de hoy. Esta muestra, titulada 'Imagen y Fenómeno' y realizada en 1996,  reunió a una gran cantidad de artistas que experimentaban con el vídeo y nuevas tecnologías, y demostró la consolidación de este corriente en Asia.

Con la llegada del siglo XXI la tecnología se convirtió en algo mucho más barato y el software se simplificó a todos los niveles. Eso hizo que millones de personas en todo el mundo pudieran acceder a estos instrumentos, lo que produjo que los artistas elaboraran más sus producciones evolucionando hacia un mayor cuidado estético y hacia trabajos más cercanos a la cinematografía. Es en esta época cuando los artistas que experimentan con las nuevas tecnologías adquieren el reconocimiento del gobierno chino, que les promociona a través de grandes exposiciones internacionales, adquiriendo con ello un gran prestigio en museos de todo el mundo. 

Muestra de este apoyo gubernamental fue la creación del Centro de Arte Multimedia que forma parte de la Academia Nacional China de Bellas Artes, una de las más importantes escuelas de arte en China. El CNA está dirigido por  Peili y ha dado algunos de los mejores artistas experimentales del país.

Entre los videoartistas chinos que más repercusión internacional están teniendo en este momento debemos destacar a dos. El primero es Yang Fudong (杨福东) es quizá el artista que más repercusión internacional ha conseguido con sus video instalaciones. Trabaja sobre la disputa de la tradición y las nuevas formas de vida en la sociedad china tomando como herramientas básicas una estética muy tradicional y las películas de los años 30. El trabajo de los intelectuales chinos a la hora de relacionar la cultura milenaria china y la actual sociedad capitalista es otro de los temas que asoma de forma habitual en las obras de Fudong. Y el segundo es Yang Zhenzhong (杨振中) que con un estilo brillante y cercano al humor transforma sucesos cotidianos en grandes acontecimientos. 

Golden Fighter Dispair, 2004, Cao Fei 
Por último nos gustaría hablaros de Cao Fei (曹斐) una joven (y bella) promesa a la que vamos a seguir con gran interés desde WoW. Se ha hecho célebre por sus vídeos e instalaciones multimedia y goza de un gran reconocimiento como artista dentro de la generación de nuevos creadores chinos. En sus instalaciones Cao Fei mezcla crítica social, estética tradicional y referencias surrealistas con las que pone de relieve los cambios que afectan a la sociedad china actual. Cao Fei ha adquirido una gran popularidad gracias a su proyecto en Second Life y a su avatar China Tracy. Sin duda, un valor en alza.

Debido a la alta calidad de su producción, dejaremos para otra ocasión hablar del videoarte en Taiwán, donde las temáticas así como la calidad técnica son muy diferentes a la China continental. Hablaremos también en esa próxima ocasión de su principal referente, Chen Chieh-Jen (陈界仁), quien no hace muchos años expuso en el Reina Sofía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario