martes, 30 de octubre de 2012

¿Qué convierte a Ai WeiWei 艾未未 en el artista más influyente del mundo?

Ai Weiwei, 'Coca Cola'.
Poco más se puede decir de Ai WeiWei 艾未未 que no se haya escrito/dicho ya del que fue considerado como el artista más influyente del mundo por la prestigiosa Art Review en el 2011 y desde entonces se ha mantenido entre los 10 primeros. Pero en WoW no nos podemos resistir a la tentación de dedicarle un post a este grande del arte contemporáneo y el activismo político.

Definir a Ai WeiWei obliga no solo hablar de su trabajo como artista plástico, diseñador arquitectónico, comisario de exposiciones,  fotógrafo y un largo etcétera dentro del mundo del arte, sino también como activista político de reconocido prestigio internacional. Un activismo político no puede separarse de su obra artística, ya que van íntimamente unidos, formando un todo común en el que se mezcla arte y crítica social, bajo un lenguaje imbuido por la tradición china. Así, si tuviéramos que resaltar dos grandes características de su obra, estas serían: el trabajo con estructuras arquitectónicas y el enfrentamiento frontal a las autoridades de su país. 

Ai WeiWei nació en Beijing el 28 de agosto de 1957. Es hijo del poeta chino Ai Qing quien demostró siempre un gran interés por la evolución de las vanguardias artísticas de principios del siglo XX. Ai Qing fue uno de los mejores poetas chinos de su generación sin embargo, acabo siendo confinado en un campo de trabajo en Xinjiang durante la revolución cultural y se le prohibió escribir durante 22 años. En ese escenario se crió el pequeño Ai Weiwei quien también tuvo prohibido leer o poseer libros. En 1975 la familia se traslada a Beijing y en 1978 Ai entra en la Escuela de Cine de Beijing donde coincidió con famosos directores de cine como Zhang Yimou (Héroe) y Chen Kaige (Adiós a mi concubina).También en esta época fundó el grupo de arte vanguardista y compromiso político 'Stars' con varios de sus compañeros. Aunque el grupo se disperso en 1983 Ai Weiwei ha continuado participando en varias exposiciones conjuntas del grupo.


Ai Weiwei, 'four movements' exhibition
En 1981 se trasladó a Nueva York siguiendo a su novia (su actual esposa) que había obtenido una beca de estudios en la ciudad y allí permaneció de forma más o menos continuada hasta 1993. Se inscribió en la Escuela de Diseño Parsons pero no llegó a graduarse por sus continuas faltas a clase ya que le aburría estudiar historia del arte. Tuvo varios trabajos mal remunerados y se convirtió en asiduo de los casinos donde desarrolló una gran afición por el blackjack. En Nueva York se introdujo en los círculos artísticos entrando en contacto con el galerista Ethan Cohen o el poeta Allen Ginsberg y se interesó por las corrientes como el dadaísmo y el minimalismo. También en esta época entra en contacto con la obra de artistas como Marcel Duchamp, Jasper Jhons o Andy Warhol y sobre todo se dedica a fotografiar su vida cotidiana.

Debido a una repentina enfermedad de su padre en 1993 regresó a China y se instaló en Beijing. Fue en esta etapa de su vida cuando su carrera como artista comenzó a desarrollarse de una manera más contundente, gracias en gran parte al reencuentro con sus antiguas amistades más cercanas a sus inquietudes artísticas.

Como hemos visto en post anteriores, la tradición ocupa un lugar fundamental en el trabajo de los artistas chinos contemporáneos. Ai Weiwei pertenece al grupo de artistas que utilizando la tradición pretende realizar una crítica a la sociedad china actual. Así por ejemplo, toma como símbolo de esta tradición vasijas de la dinastía Han que en muchos casos acaban mal paradas. 'Vasija de la dinastía Han con el logotipo de Coca-Cola' de 1995 es un claro ejemplo. Sobre la superficie de la vasija pintó un enorme logo de Coca-Cola tratando de simbolizar el colonialismo actual de las potencias occidentales sobre la tradición milenaria de China. O sus famosas performances tituladas 'Dejando caer una urna de la dinastía Han' realizadas entre 1995 y 2004 en las que expresa la excesiva veneración de las autoridades chinas por su tradición.


Dejando caer una urna de la dinastía Han


La fama internacional, sin embargo, le llegó con el diseño del estadio olímpico para los juegos de Beijing 2008 junto al estudio de arquitectura Herzog & de Meuron. El popularmente conocido como The Bird Nest Stadium. El trabajo artístico de Ai Weiwei se caracteriza por las grandes estructuras de diseño arquitectónico y su fama en ese campo le llevó a trabajar como director artístico en el diseño del estadio. La compleja estructura de acero dota de un bonito acabado de gran ligereza a este estadio, confiriéndole su apariencia de nido de pájaro. Finalmente Ai acabó alejándose del proyecto como forma de protesta y alegando que el estadio era una 'pretendida sonrisa' de mal gusto.


Beijing National Stadium, también conocido como The Bird's Nest Stadium



En 2010 realizó su archifamosísima instalación en la sala de turbinas de la Tate Modern de Londres, en la que cubrió el suelo de la inmensa sala con pipas realizadas en cerámica. Para ello utilizó a un grupo de artesanos chinos que realizaron y pintaron a mano cada una de las 100 millones de pipas. La instalación representaba perfectamente a la sociedad china, ese coloso demográfico orgulloso de su poder, su tradición y su cultura pero a la vez formado por individuos enormemente humildes como son los ciudadanos chinos, en este caso representado por las pequeñas pipas de girasol. Era aquella una clara evocación de como los chinos, trabajando en forma conjunta y minuciosamente pueden crear trabajos inmensos, ya sea la Gran Muralla, el ejercito de terracota de Xian o los juegos olímpicos de Beijing. 

A modo de anécdota, diremos que las pipas, símbolo de la China tradicional, junto con los churros, son una de las pocas cosas que comparten España y China, ya que son los dos únicos países que consumen a gran escala estos dos productos. 

El artista es representado en España por la galería Ivorypress.

A raíz del terremoto de Sichuan en 2010 Ai Weiwei realizó una serie de obras y acciones encaminadas a poner de relieve la responsabilidad del gobierno en la catástrofe causada por el terremoto. Ya que según él, la baja calidad de las edificaciones, en muchos casos permitida o alentada desde el gobierno o autoridades locales corruptas, hizo que la catástrofe fuera mucho mayor. 

En este sentido el equipo de Ai Weiwei inició una campaña de investigación para poder recopilar los nombres de miles de niños que murieron aquella mañana estando en la escuela para publicarlos en su obra Cong. Como él mismo afirma fue una investigación ardua y trabajosa llevada a cabo por miles de voluntarios a través de un blog. Recordemos que en China los blogs y algunas páginas como twitter están censuradas, sin embargo Ai Weiwei ha encontrado la fórmula para saltarse esa prohibición (que por propia experiencia os digo que es sumamente sencilla de saltarse) y trabaja con ambos medios. Su cuenta de twitter tiene decenas de miles de seguidores en todo el mundo. 

Entre estas obras sobre el seísmo destaca Cong (2012) que fue presentada por primera vez en la Feria de Arte de Hong Kong. Como él mismo describe, se trata de una especie de capilla. Dentro se encuentran escritos los nombres de los niños fallecidos durante el terremoto, mientras que en el exterior se muestran 10.000 cartas enviadas por los seguidores de Ai Weiwei a las autoridades chinas aprovechando una ley de la república popular que obliga a dichas autoridades a responder todas las preguntas realizadas que traten sobre información pública. A pesar de escribir a más de 200 instancias no recibieron ninguna contestación.

Actualmente se encuentra trabajando en una instalación arquitectónica realizada con los restos metálicos de dicho terremoto que el propio artista indica que será más potente que los 100 millones de pipas de girasol hechas de porcelana.

Todo este tipo de trabajos y acciones pretenden poner de manifiesto no solo la responsabilidad del gobierno, sino también abrir un debate sobre el valor de la vida individual. Algo que en China no es demasiado habitual. Este enfrentamiento abierto y constante con el gobierno chino desembocó con su detención. 


La llamada primavera árabe iniciada en 2012 alentó un gran número de protestas ciudadanas en todo el mundo, algunas con más suerte que otras. En China no fueron muy importantes pero el gobierno prefirió arrestar a muchas personalidades relacionadas con la disidencia que hasta ese momento no habían tenido demasiados problemas pero que de la noche a la mañana aparecían como graves peligros para la estabilidad del país. Entre la lista de detenidos, aparecía Ai Weiwei.

No nos adentraremos demasiado en la complejidad de la política china, pero si dedicaremos unas palabras a este hecho, ya que fue la causa de que Ai Weiwei apareciera en todos los periódicos occidentales, dotándole de una enorme popularidad tanto dentro como fuera del mundo del arte.

El 3 de abril del 2011 Ai Weiwei fue detenido por la policía china en el aeropuerto de Beijing minutos antes de volar hacía Hong Kong. También fueron detenidos otros 8 colaboradores de su estudio acusados entre otras cosas de evasión fiscal, distribución pornográfica y en el caso de Ai, bigamia.

Como muy bien se especifica en la página del Ministerio Español de Asuntos Exteriores, las leyes chinas permiten retener a un sospechoso 'hasta treinta días sin necesidad de probarse su culpabilidad', y si lo consideran oportuno, no tienen obligación de avisar a la familia del detenido. Este hecho provocó que corriera la noticia de que 'Ai Weiwei ha desaparecido' y esta a su vez despertó una oleada de protestas por todo el mundo. Los gobiernos de países como Estados Unidos, Australia o la Unión Europea enviaron mensajes pidiendo su liberación, al igual que muchas ONGs e instituciones culturales de todo el mundo como la Fundación Guggenheim, el MOMA de Nueva York o la Tate Modern. El gobierno chino se defendió aduciendo que las detenciones se habían producido con total respeto a la legalidad. 


Finalmente fue liberado en Junio del 2011. La agencia oficial de noticias del gobierno chino, Xinhua, informó que la excarcelación se debía "a su buena actitud al confesar sus crímenes y a la enfermedad crónica que padece". En la actualidad vive y trabaja en Alemania donde se trasladó con su familia en 2015.

El tiempo que pasó detenido en su propia casa y la imposibilidad de viajar al extranjero tras la retirada de su pasaporte por las autoridades chinas han influido notablemente en su trabajo, lo que ha llevado al artista a crear dos proyectos sumamente interesantes y simbólicos en su carrera. Por una parte en 'Con Flores' trato de llamar la atención sobre su arresto domiciliario colocando un ramo de flores cada mañana en la cesta de una bicicleta aparcada frente a la puerta de su estudio en Chaochangdi (北京草场地艺术区), proyecto que finalizó el 22 de julio del 2015 al ser liberado y trasladarse junto a su familia a Europa. Por otro lado, su gran instalación titulada en inglés '@Large' (que en español significa 'prófugo') y situada en la mítica prisión de Alcatráz, en la bahía de San Francisco, es un auténtico homenaje a los activistas de todo el mundo que, por luchar a favor de la libertad, han visto mermados sus derechos. Así los nombres de Víctor Jara, Nelson Mandela o Martin Luther King se mezclan con los de Julian Assange, Edward Snowden o las Pussy Riots en una gran instalación a través de las dependencias de la cárcel que se convierten en una magnifica obra de arte.

Y es que el régimen chino es parte de su obra y la disidencia su más definitoria característica. Como él mismo muy bien explica 'Duchamp tuvo la rueda de bicicleta, Warhol la imagen de Mao, yo tengo un régimen totalitario. Es lo que está hecho para mí'.































Del 26 de julio al 6 de noviembre del 2016 la Catedral de Cuenca acoge la exposición 'La poética de la libertad' en la que se trata de ligar las figuras de Cervantes y Ai Weiwei a través de sus respectivas experiencias como reclusos, uno en las cárceles de Argel durante cinco años, el otro en Beijing durante 81 días.

Weiwei representa su propio cautiverio a través de una impactante titulada S.A.C.R.E.D en la que se representan 6 escenas cotidianas de su periodo de encarcelamiento encerradas en 6 cajas de metal. Una obra sin violencia en la que el sentimiento de angustia se convierte en protagonista.

La fantástica catedral de Santa María y San Julián de Cuenca, una auténtica joya del gótico español, acoge esta exposición que recoge además otras dos obras del artista chino junto a otros importantes artistas del arte abstracto español como Rafael Canogar, Martín Chirino o Luis Feito  y una impresionante intervención de Florencio Galindo, todo ello bajo un mismo hilo conductor, la necesidad de libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada