lunes, 26 de marzo de 2012

張大千 ¿Quién es Zhang Daqian?


Hace unas semanas gracias a Artprice supimos que el desconocido para el público occidental Zhang Daqian (張大千, 1899-1983) se había convertido en el artista mejor valorado en las subastas de todo el 2011, desbancando así, después de 14 años, al mismísimo Picasso.

La noticia, sin embargo, no fue una sorpresa para el mundo del arte y el coleccionismo ya que en el 2010 su compatriota Qi Baishi ocupó junto a Picasso y Warhol el podium de los más cotizados. Por cierto que Qi Baishi mejoró su marca en 2011 alzándose con el segundo puesto.

Picasso, al bajar de los 272 a los 236 millones de dólares bajaba al cuarto puesto. Daqian recaudó la flamante cifra de 417 millones de dólares. Qi Baishi, por su parte, vendió 384 millones y Warhol se quedó en los 245 millones de dólares.

El aumento vertiginoso de la cotización de los pintores asiáticos en la última década se debe principalmente a la aparición en el mercado de coleccionistas chinos con grandes fortunas, ávidos de poseer obras de artistas afines a su cultura. No en vano China es uno de los países con más millonarios (en términos de dólares americanos) del planeta

¿Pero, quién es Zhang Daqian?

Proveniente de una familia de Sichuan (四川muy vinculada al arte y que animó siempre su vocación, se formó en el ambiente más clasicista del arte chino. Como parte de su formación artística viajó a Kyoto, Shanghai y Beijing en compañía de su hermano, también pintor. En Shanghai estudió con maestros que le introdujeron en el clasicismo a través de la copia de los maestros del arte antiguo como Tang Yin (唐寅), Chen Hongshou (陳洪綬) o Shitao (石濤).

Tras la revolución maoísta del 49 Daqian abandona China e inicia un periplo que le llevará por todo el continente americano y Europa, entrando en contacto con los grandes nombres de la vanguardias occidentales como Picasso o Pollock. Tras lo cual, ya en 1978 decidió establecer su residencia en la Taipei, Taiwan, donde murió en 1983.

Estilísticamente hablando la obra de Daqian puede dividirse en dos periodos bien diferenciados:

Hasta mediados de los 50 su obra se centra en el estudio y copia de los maestros antiguos del arte chino. El clasicismo más tradicional llena su trabajo y llega a ser considerado el mejor copista de la historia del arte chino. En este punto debemos aclarar que las copias o imitaciones tienen en el arte chino un valor primordial ya que se considera que solo los grandes pintores tienen la capacidad de copiar a los maestros antiguos. Así, sus copias, son hoy consideradas autenticas obras maestras.

A finales de la década de los 50 desarrolló problemas de vista, lo cual marcó toda la evolución de su arte posterior y le hizo desarrollar un estilo característico y personal por el que finalmente alcanzaría fama mundial: son sus Pinturas Salpicadas. Se trata de obras en las que Daqian vertía grandes manchas de pintura sin un plan inicial y en función de cómo se dispusieran éstas sobre el lienzo, las reconfiguraba y retocaba hasta formar flores, ríos, montañas o pájaros (todos ellos temas muy habituales del arte clásico chino).  Creando maravillosos paisajes llenos de fuerza y con un color muy personal del autor difícil de encontrar en la tradición china. Muchos han querido poner en relación las pinturas salpicadas de Daqian con el Action Art de Pollock o De Kooning y al Expresionismo Abstracto de Rothko, cuya obra conoció durante su estancia en los  Estados Unidos. Pero posiblemente éste sea tan solo un intento de dar una explicación occidental para el arte de un artista que hunde sus raíces en la cultura tradicional de su país. Así el propio Daqian atribuyó su técnica de las Pinturas Salpicadas a Wang Mo (王墨, ?-805, también conocido como Wang Qia 王洽).

Son precisamente estas obras por su originalidad y belleza las que alcanzan grandes cifras en las subastas y las más codiciadas por los coleccionistas chinos y probablemente, en adelante también, por los coleccionistas occidentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario